Blog

romanico-ordino

¿Qué visitar en Andorra en verano? ¡Descubrid el Románico de Ordino!

  |   cultura y gastronomía de Andorra   |   No comment

Si en estas vacaciones de verano queréis pasar unos días fresquitos, lejos de la ciudad y rodeados de naturaleza, en Andorra encontraréis el entorno ideal para descansar en familia, con amigos o en pareja… ¡Y conocer la riqueza del Románico de la zona de Ordino!

¿Lo mejor para redescubrir la naturaleza? De vacaciones en un hotel en Ordino

Si os preguntáis qué visitar en Andorra a parte de lo más conocido por todos, como Caldea y la zona de tiendas de Andorra La Vella, os recomendamos que subáis más allá de Andorra La Vella hacia la naturaleza más viva de Andorra, en la zona de Ordino.

Si visitáis la web de nuestros hoteles en Ordino veréis que la naturaleza de Andorra es rica en colores, en fauna, en vegetación, en paisajes preciosos y sorprendentes, que combinan la pureza de las montañas con la historia de sus habitantes, conservada en buena parte en sus iglesias románicas…

La zona de Ordino es ideal para unas merecidas vacaciones de verano.

Visitar las iglesias románicas de Ordino, en Andorra…

Os permitirá conocer la historia, la cultura, la arquitectura y el arte de Andorra en profundidad, a través de sus pequeñas joyas esparcidas por toda Andorra. Si os apetece disfrutar especialmente de la tranquilidad de Ordino, no podéis perderos algunas de sus obras del Románico andorrano, como la iglesia románica de Sant Climent de Pal (ubicada en la población de Pal) o la iglesia románica de Sant Martí de la Cortinada (ubicada en la población de La Cortinada, entre Ordino y El Serrat, muy cerca de los Hoteles Bringué).

Y además, este verano… actividades y deportes de montaña en Andorra

En este blog os iremos informando poco a poco de la gran cantidad de deportes de montaña y de verano que podéis practicar en Andorra, en este privilegiado entorno que la naturaleza ofrece generosamente para todos: deportes de aventura para toda la familia, senderismo, quads, y un largo etcétera.

Sin comentarios

Pon un comentario